Barranquilla tiene una ubicación privilegiada, en la esquina del río Magdalena y del Mar Caribe. El afluente, el más largo del país, baña la ciudad en su costado oriental, donde se encuentra toda la actividad portuaria, corazón de la economía local. Con obras como las del  Gran Malecón, la Alcaldía ha buscado que el ciudadano de a pie se encuentre con el río y lo sienta propio.