Karen Abudinen: la Asamblea del BID con gerencia de mujer